Vallejo, el emblema “cornudo”

Redacción Cimarrones.- Uno de los hombres insignia de Cimarrones de Sonora en su paso por la Liga de Ascenso, sin lugar a dudas es Miguel Ángel Vallejo Navarro, un incansable mediocampista que se ha convertido en uno de los símbolos de la escuadra sonorense pues prácticamente ha estado en todas las alineaciones del Club desde que llegó a este circuito en el 2015.

De ese momento a la fecha Vallejo ha disputado 123 partidos de Liga y Liguilla ininterrumpidamente para una cifra de 98.4% de apariciones en toda la historia del Club en el Ascenso, dando muestras de la consistencia, pues con diversos técnicos que han llegado se ha mantenido presente de manera constante en las alineaciones de todos ellos.

Fue en el torneo debut de Cimarrones en el Ascenso, el Apertura 2015, cuando Vallejo por decisión técnica no fue mandado a la cancha por el entonces Director Técnico Jorge Torres, en la jornada 4 cuando recibieron a Coras no fue convocado y en la 7 en la visita a Murciélagos se quedó en la banca, por lo que no se pierde un juego desde el 11 de septiembre del 2015.

Además, se ha convertido en el goleador más prolífico para Cimarrones, algo notable para alguien que no juega como delantero propiamente, pues con las tres anotaciones del torneo que recién terminó llegó a 31 contando Liga de Ascenso y sus liguillas, sumándole a esto un par de anotaciones que consiguió en la Copa MX, la última de ellas de alta manufactura ante Chivas de Guadalajara, en un tiro libre que colgó del ángulo.

Miguel llegó a Cimarrones cuando aún militaban en la Liga Premier de la Segunda División en el Apertura 2014, procedente de los Loros de Colima y en el primer año en esa categoría metió 6 goles en 24 partidos disputados en ese año futbolístico, además de 9 partidos de liguilla, incluida la gran final de esa temporada ante Potros UAEM.

En total ha disputado 8 torneos con Cimarrones en Liga de Ascenso y 2 en Liga Premier, además, ha participado en las 4 ediciones de Copa MX en que el Club ha calificado, en donde ha recibido descanso por la carga de trabajo de jugar dos torneos simultáneos, sumando 12 de 16 encuentros posibles.

Su consistencia y aporte al equipo se ha manifestado dentro y fuera del terreno de juego en cada torneo, donde resalta la disposición y entrega que el jalisciense le deja a Cimarrones, un club que le ha brindado la oportunidad de crecer y en donde esperan que siga en esa misma línea de ser el referente y contribuya a los logros trazados de manera conjunta.