Disfruta el debut en el Ascenso

El martes 3 de septiembre del 2019 quedará marcado para siempre en la memoria de Diego Campos Robles, originario de Hermosillo, Sonora y que con 19 años y 9 meses debutó con el primer equipo de Cimarrones en el juego de Copa MX ante los Monarcas, Morelia, en el Estadio Morelos de la capital michoacana.

Diego llegó a los 16 años a las Fuerzas Básicas de Cimarrones donde inició en la Tercera División, en donde solo jugó 5 partidos para dar el brinco de inmediato a la Segunda División, donde ha venido desarrollando sus cualidades y preparándose por lapsos, cuando ha sido requerido, entrenando con el equipo de Ascenso y adquiriendo experiencia y roce con jugadores de mayor recorrido.

“Se siente muy bonito, cuando entras al campo piensas en todo lo que te has esforzado, se vinieron todos esos recuerdos y es mucha felicidad, me dan ganas de ir mejorando, echarle todas las ganas en ese juego y al entrar a ese estadio, escuchar el himno de la Liga, la verdad es algo muy padre”, recordó Diego.

El mediocampista de perfil zurdo participó durante los 90 minutos de este encuentro de la Copa Mx del Apertura 2019, saltando como titular, aprovechando la vitrina que le da este torneo y la regla de menores que contempla su sistema de competencia, en donde cada club tiene que sumar 180 minutos de jugadores nacidos en 1999 o posteriores.

Antes de llegar a Cimarrones Diego trabajó dos años en las Fuerzas Básicas de los Monarcas, Morelia, por lo que fue un día verdaderamente especial para él, pues desde muy joven veía el estadio Morelos como un lugar donde quería jugar, donde quería debutar y hacer grandes cosas dentro del futbol mexicano.

“Que padre que me tocó debutar ahí porque cuando estaba allá soñaba con debutar ahí, ahora también quiero jugar en el Héroe de Nacozari, aparte ahí estaban varios compañeros con los que entrené de chico y lo platicábamos que fuera ahí mi debut, la verdad fue un momento muy especial”, relató el mediocampista.

La motivación para Diego estará por los cielos, pues tantas horas de entrenamiento rindieron frutos, pero sabe también que no debe de aflojar para poderse hacer de un lugar en el primer equipo de Cimarrones, pues con su calidad técnica, además de los valores que carga desde casa, su dedicación y humildad en el trabajo es lo que lo llevarán a debutar en la Liga de Ascenso BBVA MX y a sumar minutos.