SE IMPONEN KNICKS EN EL JUEGO 5

Comparte en tus redes sociales

Nueva York, Estados Unidos.- Jalen Brunson anotó 44 puntos, llegó a 40 por quinta vez en esta postemporada, y los New York Knicks se pusieron a una victoria de su primer viaje a la final de la Conferencia Este desde 2000 al vencer el martes 121-91 a los Indiana Pacers en el Juego 5.

Los Knicks se recuperaron de una derrota aplastante el domingo y garantizaron al menos un juego más en el Madison Square Garden frente a sus entusiastas fanáticos que ansiaban ver juegos importantes a fines de la primavera nuevamente.

Josh Hart anotó 18 puntos y 11 rebotes, y Deuce McBride metió 17 puntos después de ser insertado en la alineación titular.

Los Knicks, segundo preclasificado, pueden ganar la serie el viernes por la noche en Indiana, después del primer receso de dos días entre juegos de la serie. El debut en casa de Caitlin Clark en la WNBA con las Indiana Fever está programado para el jueves por la noche en Gainbridge Fieldhouse.

El séptimo juego, de ser necesario, sería el domingo por la tarde.

Brunson se lastimó el pie derecho en el Juego 2 y se vio limitado a 18 puntos el domingo, su cifra más baja de la postemporada, cuando los Pacers derrotaron a los Knicks en una paliza de 121-89. Siguió insistiendo en que estaba bien y que no había motivos para cuestionarlo ese martes.

Brunson se elevó rápidamente para meter triples después del regate o usó su serie de fintas y giros para preparar tiros en salto suaves en la línea, acertó 18 de 35 y nuevamente parecía el jugador que terminó quinto esta temporada en la votación de MVP, no quien acertó 10 de 26 en el Juego 3 y 6 de 17 el domingo.

Anotó 28 en la primera mitad, un récord de los Knicks en los playoffs, y luego resolvió el juego en el cuarto con siete puntos seguidos, coronado por una jugada de tres puntos que puso el marcador 106-86 con 7:57 por jugarse.

Brunson, quien anotó 43 en el Juego 1 para convertirse en el cuarto jugador en la historia de la NBA con cuatro juegos consecutivos de 40 puntos en los playoffs, tuvo mucha ayuda.

Alec Burks, quien había estado completamente fuera de la rotación hasta que resurgió después de una serie de lesiones, agregó 18 puntos desde el banco e Isaiah Hartenstein tuvo siete puntos y 17 rebotes, ayudando a los Knicks a abrumar a los Pacers 53-29 en el cristal.

Pascal Siakam anotó 22 puntos para los Pacers, sextos preclasificados, que intentarán mantenerse invictos en casa en la postemporada para forzar el partido decisivo. Myles Turner agregó 16, pero el All-Star Tyrese Haliburton tuvo sólo 13 después de promediar 29.7 en los últimos tres juegos.

Indiana tuvo un buen comienzo y lideraba 25-20 antes de que los Knicks se adelantaran con un avance de 11-0 en camino a una ventaja de 38-32 después de la primera. El entrenador de los Pacers, Rick Carlisle, quemó tres tiempos muertos en el cuarto, y la multitud aparentemente se hizo más ruidosa con cada uno.

Brunson anotó canastas consecutivas para una ventaja de 13 puntos a principios del segundo cuarto y luego anotó la primera canasta en una racha de 9-0 que puso el marcador 65-47 con 2:11 restantes.

Los Knicks no han llegado a las finales de conferencia desde que los Pacers los vencieron en el 2000, es la sexta vez que se ven las caras ambos equipos en ocho años. Este tuvo algo de esa ferocidad entre los Knicks y los Pacers de los años 90 en un juego con cinco faltas técnicas.

Isaiah Jackson fue sancionado con una falta por una dura jugada que derribó a Donte DiVincenzo en la cancha en la primera mitad. Hartenstein se acercó y se enfrentó a Jackson, y Burks también entró y pareció levantar la mano y hacer contacto con Jackson. Los tres jugadores fueron sancionados con faltas técnicas.

Más tarde, después de que DiVincenzo anotó el fallo del tiro en salto de Brunson, él y Turner se enredaron mientras DiVincenzo intentaba luchar contra una intercepción.

Luego se gritaron el uno al otro después de que se sancionara una falta y ambos recibieron faltas técnicas mientras la multitud coreaba el nombre de DiVincenzo mientras los árbitros revisaban la jugada.

Comparte en tus redes sociales