SENTENCIADA 9 AÑOS EN PRISIÓN

Comparte en tus redes sociales

Khimki, Rusia.- La estrella del baloncesto estadounidense Brittney Griner fue condenada el jueves en Rusia por posesión y contrabando de drogas y fue sentenciada a nueve años de prisión en un caso políticamente cargado, que podría conducir a un intercambio de prisioneros de alto riesgo entre Washington y Moscú.

Griner, de 31 años, dos veces campeona olímpica de Estados Unidos y ocho veces All-Star con Phoenix Mercury de la WNBA, escuchó con una expresión en blanco mientras un intérprete traducía el veredicto de la jueza Anna Sotnikova, pero sus abogados dijeron más tarde. “Ella estaba muy molesta.” Griner también fue multada con 1 millón de rublos (unos 16,700 dólares).

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, denunció como “inaceptables” el veredicto y la sentencia, que se produjeron en medio de crecientes tensiones entre Estados Unidos y Rusia por Ucrania.

“Hago un llamado a Rusia para que la libere de inmediato para que pueda estar con su esposa, seres queridos, amigos y compañeros de equipo”, dijo Biden, y agregó que continuaría trabajando para traer a casa a Griner y Paul Whelan, un estadounidense encarcelado en Rusia el una condena por espionaje.

Fuera de la corte, la encargada de negocios de la Embajada de los Estados Unidos, Elizabeth Rood, calificó el resultado como “un error judicial”.

Griner, reconocida como una de las mejores jugadoras en la historia de la WNBA, ha estado detenida desde el 17 de febrero, después de que la policía dijera que encontraron cartuchos de vaporizador que contenían aceite de cannabis en su equipaje al aterrizar en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú. Regresaba a Rusia, donde compite desde 2014.

Mientras la sacaban de la corte, Griner dijo: “Amo a mi familia”.

La sentencia de nueve años estuvo cerca del máximo de 10 años que Griner había enfrentado por los cargos. La mayoría de los rusos que poseen pequeñas cantidades de drogas reciben como máximo cinco años de prisión, dijeron los abogados.

La abogada defensora Maria Blagovolina dijo a los periodistas más tarde que Griner estaba “muy molesta, muy estresada. Apenas puede hablar. Es un momento difícil para ella”.

Antes de que se llegara al veredicto inusualmente rápido, una emocionada Griner se disculpó con su familia, compañeros de equipo y la ciudad rusa de Ekaterimburgo, donde juega en la temporada baja de la WNBA, “por el error que cometí y la vergüenza que les causé”.

Con la voz quebrada, agregó: “Espero que en su fallo no acabe con mi vida”.

Según la ley rusa, Griner tiene 10 días para apelar y sus abogados dicen que esperan una audiencia en el tribunal regional de Moscú la próxima semana. Cuando se le preguntó si Griner podría pedir perdón al presidente Vladimir Putin, Blagovolina dijo que consideraría todas las posibilidades, pero los abogados dijeron que no formaban parte de ninguna discusión sobre un intercambio de prisioneros.

Comparte en tus redes sociales