El ADIÓS DE MANNY PACQUIAO

¡Lunes, Greatest! 

Arrancamos semana con Manny Pacquiao, quien habló de su retiro para dedicarse a la política. ¿Deja vu? Ya lo había dicho años anteriores, pero al parecer ahora sí va muy enserio. 

Comparte El Greatest newsletter.
¡Sparring!

La vida está destinada a ser un desafío, porque los desafíos te hacen crecer.

–  Manny Pacquiao

ROUND 1: El adiós y el comienzo
Greatest, la noticia movió los sentimientos entre los que amamos el boxeo. Manny Pacquiao señaló que dejaba este deporte. “Mi carrera en el boxeo ya terminó“, dijo en entrevista a Toni Gonzaga. ¿La razón? será candidato a la presidencia de Filipinas.

Para llegar a este punto tuvo que haber un inicio, ¿no lo crees? y si bien su fortuna asciende a más de 500 millones de dólaressus primeras pagas por boxear fueron de 100 pesos. Claro, era cuando Pacquiao tenía alrededor de 14 años y vivía en Gensan, donde hacían peleas cada domingo y donde fue su punto de partida.

Parece una obviedad, pero con el dinero que ganaba compraba comida para su familia.

“Y escuché incluso que cuando perdías ganabas dinero. Después de la primera pelea gané y tenía 100 pesos. En ese tiempo compraba un kilo de arroz con cuatro pesos. Cien pesos era mucho“, dijo en un documental.

ROUND 2: El perrito
Del Pacman hay muchas historias de superación y enseñanza. Y otras no tanto agradables, pero son el reflejo de tenacidad. Una de ellas es la historia de que al ser tan pobres su papá se comió a su perrito, ¿es verdad esa anécdota?

Bueno, Manny Pacquiao escribió en sus memorias que su padre mató al perrito. “Tomó al cachorro que encontré y lo mató. Para un niño eso era imperdonable, era robar algo que amaba”, compartió.

Por su parte, Freddy Roach dijo: Manny se escapó de casa después de que su padre se comiera a su perro.

No habría por qué inventar esa historia, ¿verdad?

ROUND 3: La moringa
¿Te acuerdas de la supuesta Pelea del Siglo entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao? aquella que tardó años en realizarse y que cuando se hizo fue tremendamente decepcionante.

Seguro recordarás la polémica que envolvió dicho enfrentamiento, cuando El Money le exigía al Pacman análisis de sangre y el filipino no quería hacerse dichas pruebas. Tú sabes, se hablaba de sustancias prohibidas que explicaban por qué Pacquiao logró subir tantas divisiones.

Pues según un documental, el secreto de Manny era la moringa, es decir, comía caldo de pollo y estofado malunggay, que en nuestro idioma es la moringa.

¿Y qué es la moringa? es una planta también conocida como el árbol de la vida y la cual da beneficios al cuerpo (si la va a ingerir visite a un médico, no me haga caso a mí) pues tiene muchas vitaminas, calcio, hierro y otras cosas más, y ayuda a proteger el hígado, a fortalecer huesos, a cicatrizar heridas, y mucho más, según el medicalnewstoday.

ROUND 4: En general
En términos generales, Pacquiao empezó en la división Mosca y culminó peleando en Welter, es decir, debutó a los 17 años y se retiró a los 42.

Fue campeón mundial en ocho divisiones.

Es un futuro miembro al Salón de la Fama.

ROUND 5: El comentario
Si hay algo que me agrada de Pacquiao es el ejemplo que da: la superación. El no rendirse y el que todos tenemos una oportunidad.

Y si hay alguien que ejemplifica lo que significa el boxeo es el filipino.

Porque ya lo dijo el periodista y escritor JR Moehringer en su libro El campeón ha vuelto (en palabras muy resumidas que estoy usando): Todos estamos peleando contra algo, ya sea un mal día, un mal jefe, una mala relación, un mal trabajo, contra una enfermedad… y todos te exhortan a pelear: maestros, políticos, curas… pero sólo los boxeadores te enseñan cómo hacerlo

Sin duda, creo que Manny es el ejemplo de ello. ¿Para tí qué significa Pacquiao en la historia de este deporte?

Palabras del autor…

Gracias, Greatest.

Espero sea una semana maravillosa para todos.     

Cualquier duda, comentario, sugerencia, o si quieres compartir una información, lo puedes hacer a través de hols_19@hotmail.com.

Con gusto te responderé lo más rápido posible.

¡Hasta mañana! 

Atentamente
Héctor Luna Sabori