REPORTAN A LA TRIBU

(Prensa Yaquis) Ciudad Obregón.- Arrancó la segunda semana del campo de entrenamiento del Club Yaquis de Obregón y las novedades fueron las incorporaciones de los lanzadores Mario Meza, Samuel Zazueta, Armando Araiza y el novato Jassiel Ochoa, los cuales comenzaron a trabajar a la par de sus compañeros que se preparan para la Temporada 2021-2022 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

Luego de que el mánager Sergio Omar Gastélum les diera la bienvenida, los serpentineros tuvieron trabajo físico especifico y un poco de soltura con pitcheos de calentamiento.

“Estoy feliz de regresar a Yaquis, trabajé muy fuerte en mi recuperación, tuve un bien verano y me siento motivado para dar todo. En lo personal siento que volví de la lesión mas fuerte y lo voy a demostrar en cada encuentro”, expresó el pitcher zurdo Samuel Zazueta, quien se perdió la temporada pasada a causa de una operación en el codo.

El jugador, originario de Ciudad Obregón, tuvo una notable labor con los Diablos Rojos del México, donde finalizó la campaña con una efectividad en la loma de 0.47 ERA en 17 encuentros que participó, donde solo permitió 2 carreras limpias, 14 imparables, otorgó 10 bases por bola y ponchó a 16 oponentes.

Sobre la probabilidad de que su roll con Yaquis cambie de relevo a pitcher inicialista, Zazueta se siente sin presión ya que es una responsabilidad que ya ha asumido en otras ocasiones.

“Es el sueño de la mayoría de los pitchers el poder ser abridor. Si me dan la confianza de abrir juegos trabajaré más de la cuenta para demostrar que no se equivocaron en tomar esa decisión”, manifestó el jugador de 24 años de edad.

Por otro lado, el lanzador Mario Meza también se mostró satisfecho por la labor realizada en la liga de verano con Saraperos de Saltillo, la cual le ayudó a fortalecer más su brazo y ganar más confianza para salir adelante en momentos complicados.

“El trabajo habla por uno mismo, siempre he demostrado que estoy preparado para cualquier responsabilidad y esta temporada no es la excepción. Me gusta la armonía que hay en el vestidor, hay buena química entre todos los jugadores y eso es importante para construir cosas en conjunto”, manifestó el “Pariente” Meza

El serpentinero de Culiacán, Sinaloa terminó el verano con un porcentaje de 2.92 ERA en 26 encuentros y 24.2 innings lanzados, donde toleró 9 carreras limpias, dio 10 bases por bola y recetó 27 chocolates a sus rivales.