LO MAL QUE ESTÁ EL BOXEO

¡Jueves, Greatest! 

No sé si lo veas así, pero estas semanas han sido amargas para el boxeo, por eso, si me lo permites, te comparto una opinión. 

Comparte El Greatest newsletter.
¡Sparring!
Integridad, número uno. Incluso en los negocios que se basan en mentiras, me niego a formar parte de las mentiras que todo lo consume.

–  Don King

ROUND 1: Todo mal
Greatest, no digo que el boxeo siempre haya estado limpio, pero lo que ha ocurrido en los últimos días, o meses, es terrible.

La etapa en la que actualmente se encuentra este deporte es lamentable.

¿Qué es lo que me molesta? que sólo se procura el negocio. La ambición. El que sean tan lángaros. Tampoco digo que el dinero no sea un objetivo, pero sí considero que está mal que sólo sea eso lo que se busca.

Hoy queda evidenciado que el boxeo es un cochinero. Nos lo restriegan en la cara y hasta lo presumen. Y lo triste es que lo permitimos.

ROUND 2: Los inicios
El que haya peleas de exhibición sin sentido entre peleadores retirados, sin duda es algo que no beneficia al boxeo, pero hasta cierto punto no lastima tanto. Pero el exceso cansa.

Si somos honestos, ¿qué tiene de especial ver tres veces pelear a Julio César Chávez y Jorge Travieso Arce?

Una está bien. Por la nostalgia. Hasta es algo ameno. Lo malo es que ahora ya se ve como negocio y buscan protagonizar carteleras continuamente.

¿Cómo llegamos de ver una pelea de exhibición por una causa benéfica a que cada mes se esté buscando resucitar carreras? ¿Acaso actualmente ya no hay boxeadores que quieran boxear?

Mike TysonOscar De La Hoya. Evander Holyfield. Marco Barrera, y muchos más… ellos son la noticia, igual que hace veinte años. Es evidente que algo está mal.

ROUND 3: Los shows
Y si por una buena onda del destino descansamos de los peleadores retirados, quienes después ocupan los eventos principales son los youtubers y los exdeportistas.

Imagínate pagar un servicio de cable o de stream por ver boxear, y mal, un par de rondas a un joven que hace videos contra un atleta que tiene una década en el retiro, y quien también boxea mal, pues porque tampoco es boxeador.

Lo más doloroso, que aparte que le quita espacio y oportunidad a verdaderos boxeadores, es que cobran, y hasta más, como deberían cobrar los verdaderos boxeadores.

¿Por qué no dedicar esos esfuerzos al boxeo femenil? sé que me responderán que porque no vende, pero eso mismo es el reflejo de la basura que es el box: prefieren eventos de plástico que deje dinero, que apoyar el boxeo de verdad.

Pero la culpa no es los Pauls ni de sus otros colegas, es de los promotores avorazados que ven dinero fácil en una industria que está tirada al carajo.

Y aquí lo preocupante es doble, porque ves a personajes como Mike Tyson señalar que estos eventos ayudan al boxeo porque supuestamente acercan este deporte a otro público.

A ver, para empezar claro que apoyarán esas funciones, pues de ahí pueden hacer sus peleas de exhibición, y en segunda, ¿no les molesta que alejen al verdadero público del boxeo? Lo único que acercan son billetes a sus bolsillos.

ROUND 4: Las autoridades
 Me queda claro que desde hace años los organismos son un adorno. Desde que un peleador decide si pelea o no, contra quien pelea, cuándo y por cuánto. Los cinturones sirven para nada.

Pero lo que ha pasado últimamente es terrible. El fallecimiento de Jeannette Zacarías, aunque en su combate previo recibió demasiado castigoEl positivo a sustancia prohibida de Óscar Valdez en el que no hubo sanción alguna.

Ahora, Chocolatito González salió positivo a covid-19 y cambiarán, aparentemente, su pleito contra Juan Francisco Estrada de octubre a noviembre. ¿Qué acaso no hay protocolos? ¿Qué no quedó de manifiesto lo ocurrido con el Alacrán Berchelt que tras ser positivo al virus su rendimiento se vio mermado

Al parecer a nadie le importa algo.

ROUND 5: Sin esperanza
Tal vez sueno pesimista, pero dudo mucho que esto vaya a cambiar. Quienes manejan el boxeo vieron que se le puede sacar dinero y ni modo que lo dejen de hacer.

Porque hay peleas que no se realizan por dinero, como la #FuryJoshua que por la avaricia no han peleado.

Por eso vemos combates absurdos como la #CaneloYildirim, porque los pugilistas tienen la última palabra.

Por eso hay desgracias como la de Jeannette, porque los jóvenes boxeadores están dispuestos a arriesgar su integridad por poco dinero con tal de llegar a esos lugares donde los grandes sólo pelean por cifras de seis dígitos.

Por eso hoy hay pocos que creen en el boxeo. Por eso hay pocos que creen en los boxeadores.

Palabras del autor…

Gracias, Greatest.

¿Tú qué opinas? ¿Sí se vive un mal momento en este deporte o estoy siendo extremista? y de ser un mal momento, ¿crees que haya una solución? ¿cuál sería? Comparte tu opinión conmigo.     

Cualquier duda, comentario, sugerencia, o si quieres compartir una información, lo puedes hacer a través de hols_19@hotmail.com. Con gusto te responderé lo más rápido posible. ¡Nos leemos mañana! 

Atentamente

Héctor Luna Sabori