SE DESPIDE DE TOKIO

(Codeson) Tokio, Japón.- El saltador de altura sonorense Édgar Rivera finalizó su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio al ubicarse en el noveno lugar dentro de la ronda eliminatoria del Grupo “B”, con una mejor marca de 2.21 metros.

El originario de Agua Prieta, quien de esta manera cumplió su segunda cita olímpica al haber tomado parte también en la justa realizada en Río 2016, empezó la participación en Tokio con una altura de 2 metros 17 centímetros.

En la primera oportunidad a esa altura, el integrante de la Ola Roja no pudo sortear la vara, de tal forma que requirió de un segundo intento para marcar el salto, el cual sí consiguió, con lo cual empataba su participación olímpica previa, pues hace un lustro marcó los 2.17 en tierras brasileñas.

Posteriormente, Rivera Morales intentó los 2.21 metros; en su primera oportunidad falló, sin embargo, se recuperó y pasó la barra en el siguiente salto para establecer un récord personal olímpico a la vez que seguían vivas sus esperanzas de clasificar a la pelea por las medallas.

Entonces la varilla fue colocada en 2.50, y el sonorense no logró superarla en sus tres intentos, para quedar al margen de la ronda final en la que clasificaron todos los saltadores con una marca de por lo menos 2.28 metros.

El evento, realizado la mañana de este viernes (jueves por la tarde de Sonora) en el Estadio Olímpico de Tokio, contó con la participación de 31 saltadores de los cuales sólo 13 lograron el boleto a la final que se realizará el próximo 1 de agosto en el mismo escenario.

El aguapretense selló su segunda actuación olímpica a través del ranking mundial, pues llegó como el número 32 del listado general, con una mejor marca de 2.31 metros, que le sirvió para imponer una nueva marca mexicana en el salto de altura.