JUGARÁN EN FLORIDA

Los Raptors de Toronto comenzarán la campaña 2020-21 en Tampa, Florida, anunció el presidente Masai Ujiri en un comunicado el viernes.

El gobierno federal canadiense negó el plan de los Raptors de comenzar su temporada en Toronto en medio de la pandemia de COVID-19, según Doug Smith, del Toronto Star.

“Queremos agradecer a todos los niveles del gobierno y a sus funcionarios de salud pública por su dedicación a este proceso y por cuidar la salud de los canadienses”, dijo Ujiri.

“Nos comprometemos a continuar nuestro trabajo juntos, planificando un regreso seguro al juego en Toronto. Y como organización, seguimos comprometidos a hacer todo lo posible para promover y demostrar medidas de salud pública para ayudar a combatir la propagación del COVID-19 en Canadá”, indicó.

Los Raptors jugarán en “Amalie Arena”, que alberga el Tampa Bay Lightning de la NHL, informa Tim Reynolds, de The Associated Press.

Ujiri dijo a principios de este mes que la franquicia tenía la esperanza de poder jugar en el “Scotiabank Arena” en Toronto, pero agregó que entendía que “la salud pública es la prioridad”.

Los Raptors son la única franquicia de la NBA con sede fuera de los Esstados Unidos. Las restricciones actuales para ingresar a Canadá hubieran hecho imposible que el club jugara fuera de Toronto la próxima temporada.

La frontera terrestre entre Canadá y Estados Unidos ha estado cerrada a los viajes no esenciales desde marzo, y cualquier persona que ingrese al país de cualquier otra manera debe estar en cuarentena durante 14 días.

Los campamentos de entrenamiento están programados para comenzar el 1 de diciembre y una temporada regular de 72 juegos comenzará el 22 de diciembre.

Se informó que varias ciudades de Estados Unidos eran candidatas para albergar a los Raptors la próxima temporada, incluidas Newark, Kansas City y Nashville.

Los Blue Jays también se vieron obligados a mudarse a los Estados Unidos para la temporada 2020 de la MLB, instalándose en su estadio de ligas menores en Buffalo, después de que el gobierno federal rechazara su solicitud para jugar en Toronto.

Mientras tanto, Toronto FC ha estado jugando sus partidos en casa de la MLS en East Hartford, Connecticut.