Se recupera de lesión

(CODESON) Hermosillo, Sonora.- El saltador de longitud sonorense, Adrián Rivera, aprovecha la etapa de cuarentena para recuperarse totalmente de una lesión que sufrió en su última actuación tras una gira de competencias por Europa.

El menor de la dinastía de los hermanos Rivera Morales (los otros son los olímpicos Luis Alberto y Édgar, además de Jorge) quienes han destacado en el atletismo representando los colores de Sonora, se encuentra actualmente en su natal Agua Prieta.

“Me vine a Agua Prieta para aprovechar el tiempo con mi familia, y aunque los entrenamientos han disminuido bastante en cuanto a intensidad, por la dificultad de salir de casa a entrenar, seguimos preparándonos a base de fortalecimientos y saltos pliométricos para mantener la potencia y explosividad”, comentó.

Al momento de decretarse la pandemia Adrián Fernando estaba en Monterrey, Nuevo León, donde recibía terapias tras un esguince de segundo grado en uno de sus tobillos, luego de participar en algunos eventos en el viejo continente, efectuados entre enero y febrero de este año.

“La última competencia que tuve fue en Estocolmo, Suecia, ahí sufrí la dolencia en un calentamiento previo a los saltos oficiales, y debido a eso no pude terminar mi participación, antes de ese certamen vi acción en Nantes, Francia, y finalicé quinto al marcar 7.56 metros”, detalló.  

El doble campeón nacional de Primera Fuerza (ganó la medalla de oro en el 2018 y 2019 en salto de longitud) confía en retornar fortalecido para cuando finalice la contingencia sanitaria, e incluso, tratará de alcanzar el boleto a los Juegos Olímpicos para emular a sus hermanos Luis Alberto y Édgar.

“Para poder pasar a los Juegos Olímpicos necesito (en salto de longitud) 8.22 metros, el cual pide la World Athletics (anteriormente llamada IAFF por sus siglas en inglés), y mi mejor registro es de 7.83 (lo hizo en el 2019), por lo que creo que el año siguiente sería posible conseguir la marca”, dijo.

“Considero que este tiempo en aislamiento será clave en mantenernos activos para no perder todo lo ganado hasta el momento pues no habrá tiempo de descansar si se quiere conseguir ese boleto a Tokio”, agregó.

El más chico de los Rivera Morales, de 26 años de edad y ganador de una medalla de bronce en los Juegos Panamericanos Universitarios y con dos apariciones en Universiadas Mundiales, vio como positivo el tiempo que tendrá de entrenamiento tras el parón de actividades deportivas alrededor del mundo causado por el Covid-19.

“Desde mi punto de vista fue una decisión acertada (aplazar los eventos deportivos entre ellos los Juegos Olímpicos), era muy riesgoso juntar a tanta gente en un mismo lugar en esta situación. Además, en lo personal, sentí un alivio porque debido a la lesión había detenido mis entrenamientos por un tiempo, lo que hacía más difícil conseguir esa marca”, comentó.

Adrián Fernando invitó a los deportistas sonorenses a que cuiden su salud en esta pandemia de coronavirus pero sin dejar de lado la actividad física como les sea posible, siempre y cuando no pongan en riesgo a los demás.

“No habrá ninguna competencia a la cual prepararse si esta eventualidad sigue empeorando, así que continúen entrenando en casa lo mejor que puedan y no bajen la guardia en ruta a las próximas competencias”, agregó.