En espera por objetivos

(CODESON) Hermosillo, Sonora.- La jugadora sonorense de handball Jaqueline López espera ansiosa el término de la cuarentena para regresar a sus entrenamientos habituales y retomar la búsqueda del pase al Campeonato Mundial Juvenil 2020 de Balonmano Femenil.

López Verdugo, quien estaba concentrada en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR) ubicado en la Ciudad de México con la selección nacional Sub 21 antes de la pandemia, actualmente pasa la contingencia sanitaria en su natal Cananea, en donde se mantiene entrenando a la máxima intensidad que le sea posible.

“Antes de la pandemia mis compañeras y yo (la selección mexicana junior de damas) teníamos tiempo concentradas en el CNAR pero vino la situación actual y tuvimos que salir de ahí, en mi caso primero fui a Guadalajara, en donde estuve algunos días, y con algo de temor pues en ese momento era uno de los lugares donde pegaron más fuerte los contagios… tiempo después ya me vine a Sonora”, detalló.

“Nos preparábamos para una etapa muy importante de competencia, acudiríamos al Torneo Fase Final Intercontinental (Sub 21), ese evento daba el boleto al Mundial a celebrarse este año en Rumania”, dijo la sonorense.

El seleccionado nacional femenil junior, al cual pertenece Jaqueline Alexandra, alcanzó ese sitio para tratar de conseguir el pase al Mundial Juvenil después de conquistar la medalla de oro en el IHF Trofeo Sub 20 Femenil de Balonmano efectuado el año pasado en Canadá.

Sin embargo, debido al brote de coronavirus, todo parece indicar que tanto el torneo selectivo, como el mismo Mundial de Rumania 2020, cambiarán de fecha, incluso, podrían ser cancelados de manera definitiva, aunque la última palabra la tiene la Federación Internacional de Handball.

En los últimos años López Verdugo ha sido parte fundamental de los resultados positivos del tricolor Juvenil femenil, entre los que destacan par de medallas de oro (una en la Copa IFH Trofeo en el 2019 en Canadá, y la otra en la Copa Caribe 2017 en Colombia) además de una plata, un bronce y un sexto puesto.

“Nos alistábamos para asumir los compromisos internacionales del 2020, mi última competencia fue el Campeonato Nacional de Clubes en Ciudad Valles, obteniendo el primer lugar, el cual ha sido nuestro mejor logro en lo que va del calendario”, agregó quien cuenta con siete años dentro del balonmano.

La joven sonorense originaria de Cananea, y con una experiencia de cinco eventos internacionales juveniles, también sueña, tras culminar la situación causada por el Covid-19, no sólo retornar a la actividad deportiva, sino iniciar sus estudios por línea en la Universidad Estatal de Sonora (UES).

“He estado en Cananea y aunque es algo muy difícil el estar y prepararse en casa, porque no tienes el material adecuado, el espacio, ni la motivación, no debemos salir, es necesario cuidarse y seguir lo dictado por los entrenadores para no estar en ceros cuando regresemos y así dar una buena representación a nuestra estado e incluso al país. Tenemos que ser fuertes, esto todavía no se acaba”, comentó.