Como buen padre…

(ZANFER) San Juan de los Lagos.- Con grandes deseo de que su junior lograr recuperar su condición de soberano del mundo, el considerado mejor boxeador mexicano en la historia Julio César Chávez González supervisa personalmente desde este jueves los entrenamientos de su hijo mayor Julio, quien el próximo sábado 10 de agosto en el Campo Deportivo Antonio R. Márquez de San Juan de Los Lagos, Jalisco, retornará a los encordados luego de una ausencias de más de dos años.

Confiado en que su hijo ofrecerá un gran desempeño en el enfrentamiento que sostendrá con el colombiano  el colombiano Evert Bravo, duelo estelar de la velada que presenta Promociones Zanfer con el apoyo de Code Jalisco, Mega eventos y los gobiernos municipal y estatal, y que podrá ser visto a través de la señal de Azteca 7,  La Casa del Boxeo, Julio César Chávez González advirtió que su hijo tiene el deseo y las cualidades para tener un espectacular y exitoso retorno a los ensogados, pero, todo está en él, que es el propio Julio César Chávez Carrasco quien debe hacer realidad su cometido, que no es otro que volver a ceñirse una corona mundial.

La leyenda viviente JC Chávez, quien aprovechó la oportunidad para ponerse en forma, al golpear durante 30 minutos de manera interrumpida el costal, se dio su tiempo para observar el desempeño de Chávez Jr., en la sesión vespertina de entrenamientos y hacerle una serie de recomendaciones, con la finalidad que el afamado junior del boxeo logre un triunfal regreso en San Juan del Río.

“¡Explote un poco más, y que saque la pereza!”, se escuchaba la voz insistente de Chávez en las instalaciones del Gimnasio Yayo de la colonia San José de este municipio de los altos jalisciense, al conminar a su vástago a ofrecer su mayor en cada uno de los rounds de entrenamiento.

“Upper fuerte con la derecha y enseguida termina con la izquierda de gancho, ándale ahí está… complementa con ráfagas de diez golpes”, gritaba JC Chávez, al tiempo su junior golpeaba las manoplas de la manera que le fue indicado, de cara a lo que se espera sea una épica batalla ante el sudamericano Evert Antonio Bravo Urango.

¨Mi hijo tiene las condiciones para volver a ser campeón mundial, solo es cuestión siga enfocado  en los entrenamientos, en el boxeo y asi lo veo en los últimos meses entregado al 100 por ciento, las peleas primero se ganan entrenando, ahora mismo lo veo en una gran forma física y mental, no dudo se su triunfo y confío  se vea muy bien en el combate y por supuesto triunfe¨ expresó el gran campeón mexicano.

Acompañado por su equipo de trabajo, integrado por su entrenador Roberto Quirarte, preparador físico, Jesús Edgardo Lucero y los asistentes Ricardo Chapa y Manuel Zepeda, el hijo del legendario JC Chávez está por cerrar una semana de concentración en la ciudad sede del que será su retorno a los cuadriláteros.